Carletto depende de James

El arranque de temporada del Bayern Munich 17-18 no está siendo para nada fluido. A los problemas ya contrastados de su transición defensiva, la cual entra en escena poco, pero cada vez que lo hace sale a deber a pesar del buen rendimiento de Sebastian Rudy, se le ha de sumar el empobrecimiento de su circuito asociativo. El partido ante el Wolfsburgo, que ya era flojo cuando lo iba ganando 2-0, mostró lo peor del Bayern en este sentido. Nulo juego interior, ritmo bajísimo, pases previsibles… Ni siquiera hizo acto de presencia esa sensación de peligro constante que siempre genera en el Allianz.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Fue la versión más plomiza del Bayern Munich. Rafinha como lateral izquierdo, Arturo Vidal al lado de Rudy y Robbery escoltando a un Thomas Muller que volvió a repetir en la mediapunta. Y aunque es cierto que el técnico italiano trató de fomentar la movilidad liberando de los costados tanto a Robben como a Ribery, la intención no fue más que eso. A los veinte minutos cada futbolista estaba en su sitio. Estático. Esperando un pase muy esperado para controlar, levantar la cabeza y repetir secuencia. El Wolfsburgo sólo tenía que aguantar.

Lo que en su caso esperaba el Allianz Arena era la entrada de uno de esos futbolistas que, aun sin demasiada continuidad, han sido protagonistas de los mejores minutos de lo que va de temporada. Estamos hablando de Kingsley Coman, de Corentin Tolisso y, sobre todo, de James Rodríguez. Ellos han sido los que han agitado a un equipo que lleva tiempo necesitando un plus de energía en los últimos metros del campo. Lo que sucede es que James no sólo es eso, sino que también es un futbolista con un tipo de calidad y de ritmo que cambian por completo la escena. Entre semana, ante el Schalke, sin cuajar tampoco un gran partido, el Bayern pudo realizar otro tipo de jugadas porque, básicamente, James las forzaba.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Porque de su magnífico golpeo con la zurda hemos tenido noticias hasta en sus peores momentos, pero lo que hemos podido olvidar por el camino es ese cambio de ritmo constante que provocaba el colombiano en aquel magnífico otoño de 2015. Unos cambios de ritmo a los que se llegaba desde su brutal movilidad, desde sus controles orientados y, por supuesto, desde un golpeo siempre destinado a acelerar la jugada. Carlo Ancelotti, su entrenador en aquellos días, va a necesitar precisamente esta versión de James Rodríguez para activar los talentos que van a jugar a su alrededor, incluidos los de Robben o Ribery. Por el momento, las noticias son positivas a título individual. En dos partidos que ha comenzado como titular, James ha promediado 70 pases, es decir, veinte más que en su año más pródigo. Ese es el camino. Quizás, de hecho, sea el único camino. Para James, para el Bayern y para Carletto.

Aunque a cuentagotas, lo mejor del Bayern en este comienzo de temporada lo han puesto Coman, Tolisso y James Rodríguez.

Precio de mercado

No me preguntéis cómo he llegado a ello ni, desde luego, el dinero que he invertido, pero tengo que deciros que soy el afortunado poseedor de una colección de cerca de quinientas camisetas de fútbol de equipos y selecciones de todo el mundo. Algunos que ya incluso ni siquiera existen. La cosa empezó casi de manera inconsciente, con las típicas camisetas de algodón a las que la inocencia infantil no les pedía más que unos colores determinados y un número recortado en fieltro pacientemente cosido a la espalda. Ni escudos bordados, ni tejidos casi extraterrestres con propiedades abrumadoras, ni marcas deportivas encareciendo el precio final del producto. No hacía falta nada más para soñar y para imaginarse que el descampado de turno era un rebosante San Mamés. La primera fue del Athletic (o, mejor dicho, roja y blanca a rayas verticales) y llevaba cosido el número 7. El de Dani.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
El asunto comenzó a complicarse cuando alguna mente pensante decidió aplicar las novedosas técnicas de mercadotecnia a un producto que escondía un potencial comercial valiosísimo. El fútbol necesitaba nuevas fuentes de ingresos y la venta de su propia imagen era un caramelo demasiado apetecible como para dejarlo pasar. Y es en este punto en el que entra en escena un viejo conocido de los amantes del fútbol inglés. Don Revie fue, además de un extraordinario técnico, un hombre con un ojo especial para los negocios que enseguida percibió el nicho de mercado que escondía la explotación de la propia imagen para un club como el Leeds United. Fue en el año 1973 cuando Revie convenció a la directiva del club para la firma de un acuerdo comercial con la marca deportiva Admiral. Admiral proponía elaborar las equipaciones del club a partir de unos estándares que permitiesen la fabricación masiva de camisetas, con todos sus derechos de explotación y comercialización reservados, y que facilitasen la posterior venta de réplicas entre los aficionados de Elland Road. El club, a cambio de la cesión de sus derechos de imagen, percibiría un porcentaje por cada camiseta vendida a modo de royalty. Un acuerdo embrionario que iluminó lo que hoy es un negocio que mueve miles de millones a nivel mundial. Al Leeds pronto le siguieron otros clubes. Manchester United, Southampton, West Ham y, pocos años después, la selección inglesa, catapultaron el nombre de Admiral a finales de la década de los setenta y cambiaron radicalmente el panorama de la explotación comercial de los clubes de fútbol.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
El efecto bola de nieve fue ya imparable. Pronto entraron en liza nuevas marcas comerciales, conscientes de que la veta comercial abierta por el Leeds de Revie y seguida por otro buen número de equipos de las islas era un filón por explotar. Primero las británicas Umbro y Bukta. Más tarde, el gigante alemán Adidas irrumpió en el mercado inglés para tratar de trasladar el dominio que ya ostentaba en el continente. Con la modernización definitiva del fútbol inglés y la creación de la Premier League en la temporada 1992/93 el concepto del merchandising futbolístico explotó definitivamente. Llegaron las camisetas personalizadas con nombre de los jugadores, se popularizó la venta de las réplicas entre los aficionados. Las camisetas ya no solo se vestían sobre el césped, ahora también se lucían en las tribunas como un signo de pertenencia por un lado y de distinción, por otro.
El camino iniciado en el fútbol inglés pronto tuvo su continuidad en el resto de países europeos. Al mismo tiempo que las camisetas se popularizaban entre los aficionados, las marcas deportivas aumentaban sus precios. Una camiseta, siete mil pesetas. La cosa comenzaba a resultar algo más que un simple capricho. Tal fue el disparatado incremento de precio que la Office of Fair Trading británica (una suerte de organismo en defensa de la lealtad de la libre competencia y del consumidor) trató de tomar cartas en el asunto. Para ello, se convocó a representantes de las principales partes interesadas (Manchester United, la Football Association, Umbro, la cadena de ropa deportiva JJB Sports…) a una mesa redonda de la que surgiera un acuerdo para poner fin al disparate de la venta de camisetas de poliéster (bien, vale, tejido extransensorial, hidrófugo, termoaislante y con mil supuestas propiedades más) a 40 libras. Casi tres lustros después de aquel conato de raciocinio, la camiseta oficial del United alcanza un precio en su web oficial de 76 libras.
¿Alguien ha notado algún cambio en la política de precios que convierte a una camiseta oficial de un club de fútbol en un producto de lujo?
Puedes comprar camisetas de fútbol de todo el mundo y a precios realmente contenidos y lógicos en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el planeta. Además, y hasta este viernes dia 28, aprovecha el 20% de descuento adicional en todos sus productos.

Isco decidió esperar

Consciente de que podía acabar en la misma trituradora en la que finiquitasen sus días como jugadores madridistas renombradas promesas del pasado reciente, Francisco Alarcón decidió tomarse el asunto de la renovación de su contrato con la entidad blanca con la calma que exigía la operación. Según cuentan, el Real Madrid siempre fue una prioridad absoluta para Isco. Sin embargo, el futbolista malagueño debía de asegurarse de que él también era una prioridad para el club antes de tomar la decisión de vincular su futuro a Chamartín. Con lo mejor de su fútbol asomando ya por el horizonte más próximo y varios equipos de renombre interesados en su futuro inmediato, Isco era plenamente consciente de que no podía arriesgar un año más en su carrera con un papel residual dentro del equipo y que necesitaba aumentar su peso en los esquemas de Zidane antes de comprometerse con una causa de tanto desgaste como la madridista. Esperar es un verbo que no acostumbra a conjugarse con frecuencia en el fútbol profesional y en la toma de decisiones al más alto nivel. Isco esperó. Esperó cuando el Real Madrid le tendió su primera toma de contacto en el año previo al del final de su contrato. Y aún parece estar esperando ahora, cuando cumple su mejor y más participativo mes desde su llegada a Concha Espina y cada vez goza de mayor protagonismo, por rendimiento ante la forzada ausencia de Gareth Bale y por demanda popular del graderío del Bernabéu.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Isco es un jugador peculiar al que en muchas ocasiones se ha acusado de ser más efectista que efectivo. Su derroche de fantasía y recursos técnicos es tal en cada una de sus acciones que siempre deja la sensación de querer ganar protagonismo a marchas forzadas haciendo cosas que no tocan cuando no corresponde. Como si todo su fútbol fuese acompañado de un exceso de ornato, más propio del catálogo de trucos del fútbol free-style que de un partido de profesional de la mayor exigencia. Imagino que coartar su libertad como futbolista tratando de limitar su repertorio de frivolidades extemporáneas es una opción que no entra en los planes del cuerpo técnico madridista. Al fin y al cabo, sería cercenar su esencia futbolística y desposeer al jugador de su personalidad sobre el césped.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Es un caso delicado el de Isco. Probablemente el más delicado, en lo que a gestión de recursos se refiere, al que se ha tenido que enfrentar Zidane desde su llegada al banquillo del primer equipo. Isco y su fútbol de escenario principal navegan entre las aguas del indiscutible once titular y de esa segunda línea que integran jugadores como Lucas, Kovacic o Morata y que tanta ilusión despierta. Quizá es que su manera de entender el juego y su rol tan firmemente definido comprometen demasiado el juego del equipo y ralentizan a un equipo concebido para volar. Quizá es que su fútbol de líneas cortas y párrafo breve condiciona en exceso la manera de disponer al colectivo. De ahí, tal vez, esa afirmación leída tantas veces de que Isco es un futbolista para liderar un equipo y que ese papel es muy complicado que pueda llegar a protagonizarlo como jugador merengue.
No soy un fanático seguidor del fútbol del centrocampista malagueño. Demasiada saturación, para mi gusto. Demasiado horror vacui en su contacto con la pelota. Sin embargo, creo firmemente en su importancia ante un partido como el de esta noche frente al Atlético de Madrid. Su fútbol de espacio reducido es ideal para encuentros trabados y de despliegue ratonero como el que se prevé en la previa de la gran cita de semifinales. Su capacidad para resolver situaciones embarulladas y salir indemne del combate cuerpo a cuerpo y de la guerra de trincheras ofrece una solución extraordinaria a los problemas que Simeone pudiera plantear al Madrid. Su concurso esta noche será un paso más para sentirse definitivamente importante. Un paso más para convencer a Isco, en su paciente espera, de que permanecer es la decisión acertada.

Celtismo

El desenlace de la semifinal de la Europa League entre el RC Celta de Vigo y el Manchester United pareció más objeto de análisis para la psicología que para el propio fútbol. El juego practicado fue irregular y, durante la mayor parte del metraje,bastante incompleto, lo cual dejó la clasificación en bandeja para aquel que se atreviera a tomarla con convicción, pero la inexperiencia de los celestes y el, probablemente, gran defecto de Mourinho en el presente alargaron el último acto de la tragedia hasta el mismísimo minuto 96.

La puesta en escena de unos y otros no se separó de lo esperado; las alineaciones fueron las conocidas. En cuanto a las propuestas estilísticas, sería el Celta quien asumiría el control del balón, haciendo que el primer compás del encuentro consistiese en una posesión alejada de la zona de peligro de Romero que casi siempre pasaba por los pies de Pablo Hernández y que tan solo Iago Aspas, con más pasión que astucia, trataba de acelerar para crear peligro. Hubo alguna recepción que destapó los déficits de Ander Herrera como mediocentro para gestionar su espalda a nivel defensivo, pero no hizo demasiado daño porque el ineficaz desempeño de Guidetti en la punta dio margen para la anticipación y el achique sobre Aspas tanto a Blind como, en especial, a un exuberante Bailly.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
No tardó mucho Rashford en volver a cargar de razones a quienes le señalan como uno de los grandes nombres del futuro de la Champions. Ciertamente, sus contactos con el balón desataban un peligro que no tenía nada que ver con el que era capaz de generar cualquier otro. Además, lo hacía con varianza: desmarques, conducciones, regates en espacios reducidos, toques de calidad… Justo uno de estos últimos, hacia la cabeza de Fellaini, implicó el 1-0 que dejó grogui al Celta y dio comienzo al mejor intervalo del Manchester United. El daño solía nacer en un cambio de ritmo desde el sector izquierdo, fuese en botas de Pogba, de Mkhitaryan o, sobre todo, del delantero canterano. Sergio Álvarez, indiscutible hombre de la eminatoria, de nuevo, mantenía vivo el sueño gallego.

Pero como le ha sucedido en demasiadas ocasiones y cada vez sorprende más por el hecho de ir contra la evolución adoptada por el fútbol de élite, al regreso del descanso, Mourinho ordenó un repliegue que concedió al Celta metros, pelota y fe. En apariencia, no hacía ninguna falta, no tenía ninguna necesidad de ello, pero tomó esa decisión. Y ahí, la sociedad formada por Jozabed, que suplió a Wass, y Pione Sisto -ha sido la única superioridad individual que el Celta ha esgrimido en su parcela ofensiva- se empezó a menear el árbol de la esperanza. Las sustituciones de Berizzo, ultra ofensivas, acabaron dibujando un 4-2-4 con Jozabed y el Tucu en el doble pivote que encerró al Manchester United sobre la meta local y que terminó significando un gol desde el teorema más refranero de este deporte: “Tanto va el cántaro a la fuente que, al final, se rompe”.

Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
El Celta tenía poco pero suficiente tiempo por delante para lograr la machada, quizá le habría valido con continuar de la misma manera, pero no supo saber estar. No actuaron como 11 futbolistas centrados; más bien parecieron 11 de aquellos heroicos gallegos que coloreaban de celeste la grada más roja. Iago Aspas, con aquel cambio de orientación inexplicable que su zurda jamás emitiría en circunstancias normales, fue la confirmación de que, antes de ganar, el Celta necesitaba pasar por un trance como este. Europa exige un aprendizaje.

Amsterdam

Fue una continuación de la ida. El pase a la final de la UEFA Europa League que ha conectado al Ajax con su glorioso pasado se fraguó desde el ida y vuelta como única opción a considerar. Sin más soporte táctico que la disputa individual, el Ajax y el Olympique de Lyon demostraron que el orden colectivo no les caracteriza. Como sucedió en Ámsterdam, nadie reclamó control ni equilibrio, y lo que fue más sorprendente, tampoco puede decirse que la calidad individual marcó las diferencias, porque a pesar de que Dolberg marcó un gol formidable -impresionante definición- y que Lacazette dio la vuelta al encuentro con dos goles, no pareció que ningún jugador estuviera por encima del resto ni que el acierto fuese alto (todo lo contrario). Fueron 180 minutos de mucho desconcierto, espacios por castigo e intercambios de golpes agradecidos por los errores técnicos y la escasa calidad táctica de los dos equipos.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Y como ocurrió en la ida, todo el juego rondó el peligro sin concretarse en ocasiones, viendo que las medulares no se imponían y que las defensas trataban de hacerlo por exceso o por defecto. Lo de los sistemas defensivos de holandeses y franceses en este cruce ha explicado la falta de competitividad que vivió cada minuto y cómo eso propició que los corazones de cada afición se encogieran por ver de cerca un posible error fatal. Como esos fallos de bulto también eran compartidos por los delanteros, las posibilidades de gol se redujeron durante muchas fases, por más que se anunciara lo que podía ser una ocasión manifiesta de gol que no era después tal. Pasaron demasiadas pocas cosas en los primeros 25 minutos teniendo en cuenta la vulnerabilidad que mostraron los dos conjuntos.
Y es que para intentar explicar los planteamientos de cada equipo costó encontrar ideas que reflejaron fielmente lo que quiso cada técnico.

Se puede establecer que Mathieu Valbuena tuvo cierta presencia en su zona de influencia, pero que nunca pudo armar alguna sociedad potente con Fekir o Lacazette, y que Onana no tuvo que intervenir apenas hasta el gol de Dolberg, una acción que resume, aunque muchas otras lo harían de manera más gráfica, lo que ha sido el balance y el sistema defensivos de los hombres de Genesio. La colocación de los jugadores, la respuesta al contragolpe, la distribución de las líneas y el esfuerzo empleado para retornar fueron siempre contrapuestos al de la concentración, la continuidad y la seguridad defensiva.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Con el paso del tiempo, sensación confirmada en la segunda mitad, fue cuando el partido se rompió tanto que era imposible unirlo. Fue tal el descontrol que los datos reflejaron un 67% de acierto en el pase entre los dos equipos, que olvidaron el poder de unas líneas juntas y el punto de tranquilidad que podría otorgarles dominio en un momento concreto. Para redondear la historia, se dio un punto de épica en los últimos diez minutos: hubo gol de Ghezzal, expulsión de Viergever… y poco más, porque el Lyon lo intentó pero pareció hacerlo con los ojos cerrados. Careció de claridad para prolongar el tiempo reglamentario. Así, los últimos 90 minutos de competición verán al Ajax, al jovencísimo Ajax de Bosz, en la final de Solna.

El Real y El Filo del Mundo

Y entonces, en la orilla de un continente, al borde de un mar de aire infinito, rodeado por tres enemigos que le cortaban el camino hacia lo civilizado, su romanticismo incomprensible cobró sentido en forma de pasos de claqué. Karim ha sido un futbolista antológico golpeado por su diferencia; un jugador de aporte único que, a cambio del mismo, sacrificó la normalidad de un número “9”. Quizá habría preferido otra cosa, le habría resultado más fácil; pocos saben como él que, en este ahora teñido de inseguridad y miedos, apenas se sabe confiar en lo más corriente, en lo más tangible. De ahí que esta danza, que es la forma en la que su don abstracto se perpetuó en el mundo de las cosas, aspire a cambiar todo. Karim puso la jugada y definición de su carrera en la primera línea de su hueco en nuestra memoria. Fue allí, en el filo del fútbol, donde el ariete de hielo congeló la nada para bailar, por siempre, sobre la eternidad.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
La acción de Benzema certificó una supremacía que casi nunca pareció invisible. Simeone enfrentaba una misión utópica e hizo lo que creyó a su alcance para poder acceder a ella. Su apuesta consistía en un partido basado en el volumen, en la cantidad, en la insistencia; deseaba, a partir del empuje, que el encuentro transcurriese lo más cerca posible del arco de Keylor Navas, en pos de que cualquier fallo, fuera propio o fuese ajeno, sucediera justo allí.

Alineó a Fernando Torres para ir a buscarle por arriba y en largo, situó a Carrasco en la derecha para dañar la espalda de Marcelo, juntó a Koke con Filipe para tener una conexión que le permitiese atacar y crear peligro en pocos toques, e incluso dotó a Giménez, lateral derecho improvisado, de cierta libertad para acudir a zona de pivotes y liberar a Gabi y Saúl de cara a que adelantasen sus puestos y anduvieran lo más próximos que pudieran a un posible rebote en la zona de Casemiro, Modric y Kroos. La precisión no era muy alta, el control no existía, la coherencia avisaba de determinados agujeros que, para ocultarse a los ojos de la cínica práctica, requerían de algo que no dependía sólo del Atleti: que el Real se asustase. Y sucedió aquello que pudo sembrarle el pánico, pues en el minuto 16, tras un córner y un penalti, el Calderón prendió fuego a una llamarada al celebrar el 2-0 de Griezmann. Hay que mirarlo con perspectiva porque se trata de algo magno: de la mano del Cholo, el Atlético ha crecido tanto que, sin fútbol, a golpe de grandeza, abrió una eliminatoria que perdía por tres goles contra el equipo que controla el presente y ante el club que domina la historia.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Pero el Madrid no tembló ni en pleno terremoto. Con la Décima, con la Undécima y con Zidane, esta plantilla de jugadores ha adquirido un conocimiento sobre la Champions League que le lleva a salir con ventaja de todos los puntos de inflexión que acontecen a lo largo de un cruce. Da igual que sea a su favor o en su contra, que acontezca recién empezado el encuentro o a pocos minutos del final, que implique a los grandes cracks o a los hombres de complemento; suceda lo que suceda, son los blancos quienes salen más enteros, y sobre todo con mayor claridad mental, tras cada uno de esos instantes que obligan a replantearse la actitud. Es algo pocas veces visto en los 61 años que van de competición.

La ventaja perdida de Isco y Ceballos

A muy corto plazo, uno de los sentidos más prácticos de la llegada de Dani Ceballos al Santiago Bernabéu era el de ganar una pieza que el Real Madrid había perdido con el ascenso de rango de Isco Alarcón. Para Carlo Ancelotti o Zinedine Zidane, tener al malagueño en el banco venía a suponer una ventaja futbolística y competitiva que ningún otro equipo en el planeta podía igualar. No era ya el simple hecho de dar entrada a uno de los mejores centrocampistas del mundo cuando en el partido ya comenzaba a pesar el desgaste, sino que, sobre todo, era introducir a un futbolista que tardaba en hacerse con el partido lo que tardaban en pasarle el primer balón.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
En su día contaba Javier Aguirre como uno de sus maestros le había explicado que no siempre había que alinear a los once mejores, pues gran parte de los partidos se pueden ganar -o perder- a partir de la dirección de campo. Sea como fuere, no hay más ventaja posible para un entrenador que contar con un futbolista como Isco todos los minutos que su físico soporte. Zinedine Zidane lo entendió así, cambió directamente su sistema para adaptarse a su talento y el malagueño respondió de la mejor de las maneras posibles. El caso es que, de esta manera, el conjunto merengue ha perdido irremediablemente dos ventajas que tenía durante este tiempo. La primera es el ya comentado cambio de Isco. La segunda, que en el fondo es la misma pero en la forma no lo es, es contar con el propio Isco en los últimos minutos de los partidos -donde tenía un impacto incluso superior-, pues normalmente es cambiado por pura fatiga.
Isco nunca ha sido un jugador con mucho motor. En el Málaga, de hecho, solía ser un cambio habitual para Pellegrini. Pero es que además el 4-3-1-2 es muy exigente para él por la libertad absoluta que le ofrece. Él siempre quiere estar cerca del juego, este sistema se lo permite en todas circunstancias y, como consecuencia, abarca una cantidad de espacio que le lleva a ser uno de los primeros cambios. Y para el Real Madrid esto es un problema. Se comprobó ante Valencia o Betis. Desde su salida, el Real Madrid comenzó a atacar peor. Perdió sistema, perdió dominio e incluso perdió puntos.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Hay un dato que dice mucho de cómo la presencia de Isco cambia al Real Madrid: la temporada pasada el conjunto blanco promedió 55 pases más en el centro del campo (275->330) cuando Isco estaba sobre el césped. Es decir, que ya no es cuestión de jugar mejor o peor, sino de que se juega diferente, que es lo que pasó ante el Valencia (cuando entró Kovacic) o ante el Betis (cuandó entró Asensio). Por esto la figura de Dani Ceballos, un futbolista que a menor escala tiene un impacto parecido sobre sus equipos, pueda tener una importancia estratégica en la temporada de Zidane.
Dani Ceballos es el más preparado para relevarle.

Carletto depende de James

El arranque de temporada del Bayern Munich 17-18 no está siendo para nada fluido. A los problemas ya contrastados de su transición defensiva, la cual entra en escena poco, pero cada vez que lo hace sale a deber a pesar del buen rendimiento de Sebastian Rudy, se le ha de sumar el empobrecimiento de su circuito asociativo. El partido ante el Wolfsburgo, que ya era flojo cuando lo iba ganando 2-0, mostró lo peor del Bayern en este sentido. Nulo juego interior, ritmo bajísimo, pases previsibles… Ni siquiera hizo acto de presencia esa sensación de peligro constante que siempre genera en el Allianz.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Fue la versión más plomiza del Bayern Munich. Rafinha como lateral izquierdo, Arturo Vidal al lado de Rudy y Robbery escoltando a un Thomas Muller que volvió a repetir en la mediapunta. Y aunque es cierto que el técnico italiano trató de fomentar la movilidad liberando de los costados tanto a Robben como a Ribery, la intención no fue más que eso. A los veinte minutos cada futbolista estaba en su sitio. Estático. Esperando un pase muy esperado para controlar, levantar la cabeza y repetir secuencia. El Wolfsburgo sólo tenía que aguantar.

Lo que en su caso esperaba el Allianz Arena era la entrada de uno de esos futbolistas que, aun sin demasiada continuidad, han sido protagonistas de los mejores minutos de lo que va de temporada. Estamos hablando de Kingsley Coman, de Corentin Tolisso y, sobre todo, de James Rodríguez. Ellos han sido los que han agitado a un equipo que lleva tiempo necesitando un plus de energía en los últimos metros del campo. Lo que sucede es que James no sólo es eso, sino que también es un futbolista con un tipo de calidad y de ritmo que cambian por completo la escena. Entre semana, ante el Schalke, sin cuajar tampoco un gran partido, el Bayern pudo realizar otro tipo de jugadas porque, básicamente, James las forzaba.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Porque de su magnífico golpeo con la zurda hemos tenido noticias hasta en sus peores momentos, pero lo que hemos podido olvidar por el camino es ese cambio de ritmo constante que provocaba el colombiano en aquel magnífico otoño de 2015. Unos cambios de ritmo a los que se llegaba desde su brutal movilidad, desde sus controles orientados y, por supuesto, desde un golpeo siempre destinado a acelerar la jugada. Carlo Ancelotti, su entrenador en aquellos días, va a necesitar precisamente esta versión de James Rodríguez para activar los talentos que van a jugar a su alrededor, incluidos los de Robben o Ribery. Por el momento, las noticias son positivas a título individual. En dos partidos que ha comenzado como titular, James ha promediado 70 pases, es decir, veinte más que en su año más pródigo. Ese es el camino. Quizás, de hecho, sea el único camino. Para James, para el Bayern y para Carletto.

Aunque a cuentagotas, lo mejor del Bayern en este comienzo de temporada lo han puesto Coman, Tolisso y James Rodríguez.

Florentino Pérez quiere a Neymar

El Real Madrid cosechó  una victoria muy trabajada en Ipurúa frente al Éibar (2-1). Los vascos salieron a jugarle al Madrid de tú a tú. La presión insistente de los de José Luis Mendilíbar no dejó al Real asentarse sobre el terreno de juego. El fútbol descarado de los blaugrana mantuvo a ralla a los blancos durante los primeros lances del encuentro.
Además, a los madridistas parecía que les pesaban las piernas y que el partido contra el Paris Saint-Germain del pasado martes le había pasado factura a los blancos.
El cristiano Ronaldo más letal Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Pero poco a poco los de Zidane se fueron haciendo con el control del partido hasta que en el minuto 33 apareció el de siempre: Cristiano Ronaldo. El portugués había fallado una muy clara en la jugada anterior. El delantero recogió un despeje de Dmitrovic con toda la portería para marcar, pero se durmió y perdió el balón. Pero en esta ocasión no falló. CR7 bajó un pase medido con el exterior de Luka Modric y batió al guardameta local sin apuros.
Un así, el Éibar no se vino abajo. Los azulgrana no renunciaron a su idea y generaron alguna ocasión peligrosa, pero las pérdidas absurdas fueron su condena en el primer tiempo.
Ramis da la sorpresa
En el segundo los visitantes salieron algo más relajados, confiados de tener el partido controlado. Pero nada más lejos de la realidad. Ivan Ramis con un testarazo igualó el marcador a los cinco minutos y reactivó al Madrid. El partido tuvo dominio madridista a partir de entonces, aunque los vascos seguían sin renunciar a los tres puntos, aunque sin acierto en los pases finales.
Pero de nuevo apareció Cristiano para solucionar el partido. El luso aprovechó un centro de Carvajal para entrar en tromba y batir al guardameta local a cinco minutos del final, en los que los merengues no tuvieron que lamentar nada más.
Con todo, victoria para los blancos con un Cristiano que volvió a ser decisivo. Pero la noticia está fuera de la Liga. Está relacionada con el Madrid y con Ronaldo, pero no está en Primera División. La bomba es que Neymar Jr se quiere ir del PSG y podría ser el nuevo compañero del ‘7’ blanco más pronto que tarde.
Neymar aparece en escena
El brasileño está cada día más arrepentido de haber fichado por el conjunto francés. El carioca firmó por los galos para ser el nuevo Balón de Oro, pero cada vez es más consciente de que en el Paris no lo logrará.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
En este sentido, algún sector de la prensa española afirma incluso que el jugador habría expresamente a su padre que se ponga manos a la obra para que lo saque de la capital francesa y que incluso estaría dispuesto a bajarse el sueldo con tal de no seguir en París.
Neymar no quiere volver a París
Según las informaciones el jugador, que se encuentra en Brasil recuperándose de su lesión, si siquiera querría volver a París. Y son cuatro los motivos que sacan a Neymar del PSG.
El trato de los aficionados, que no dejan de cuestionar si cuesta los 222 millones de euros que Al-Helaïfi pagó por él al Barcelona. El apoyo generalizado de la plantilla hacia Edinson Cavani en el episodio del penalti que se pelearon por chutar en el primer tramo de la temporada. El bajo nivel de la Ligue 1 y del conjunto parisino, que no le permitirán destacar a nivel planetario. Por último, el deseo de ficharle del Madrid, pues sabe que en ningún sitio como en Chamartín estará tan cerca del Balón de Oro y de ser el mejor del mundo.

Camiseta Sergio Ramos 2018

Estamos ante la nueva camiseta de Sergio Ramos para la temporada 2016-2017
Las camisetas Adidas cuentan con la tecnología ClimaChill. Estas prendas tienen una tela que está compuesta con dióxido de titanio, que genera una mayor absorción. Solo toma dos segundos desaparecer la humedad y 30 minutos el secado completo de la prenda.
Para muchos, las renovaciones en la indumentaria deportiva son solo a nivel del diseño pensando que es una simple camiseta moderna, brillante, en color blanco con detalles en azul marino en el lateral y en las mangas.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.

Pero se equivocan. Detrás hay grandes equipos e inversiones dedicados a la investigación, con el objetivo de convertir estas prendas no solo en elementos que protejan, sino también que brinden cierta ventaja, potenciando las habilidades del deportista profesional.
El capitán del Real Madrid ha ganado el premio al mejor defensa del año de la UEFA. Sergio Ramos optaba al galardón junto a Bonucci y su compañero de equipo Marcelo, pero ha sido el central español el que se ha proclamado vencedor.
Ramos lideró al conjunto blanco en el camino hasta su segunda Champions League consecutiva y desde hace varios años ha sido determinante no solo con su trabajo en defensa, sino también con sus goles.
El jugador de 31 años viene de otra temporada destacada, convirtiéndose en el primer jugador de los merengues en levantar LaLiga y la Copa de Europa en una misma temporada desde Juan Alonso en 1958.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Procedente de Inglaterra, comenzó a introducirse en América un nuevo deporte, el fútbol. Su gran acogida hizo que a finales del siglo XIX y comienzos del XX se crearan las primeras sociedades para practicarlo. Una de ellas fue el Madrid Football Club, semilla del actual Real Madrid.
Julián Palacios se erigió en su primera cabeza visible, pero quien constituyó oficialmente la institución fue Juan Padrós. Él fue quien, en 1900, convocó una junta general para designar los jugadores que formarían el primer equipo del Madrid. La constitución como sociedad se produjo el 6 de marzo de 1902, con una directiva presidida por Juan Padrós.
La constitución de un primer torneo de futbol en el que participó el Madrid se estableció en honor de Su Majestad, el rey Alfonso XIII. Cinco sociedades formalizaron su inscripción para un torneo que terminó acogiendo El Hipódromo. Nacía en esos momentos la Copa de España y el triunfo del Madrid. Hasta cuatro títulos lograron los blancos en las seis primeras ediciones.
La magnitud que iba adquiriendo el club se fue haciendo cada vez más notable, y así se llegó al 29 de junio de 1920, cuando se produjo uno de los hechos más destacados en la historia blanca como fue la recepción de una breve misiva procedente del rey de España Alfonso XIII de Borbón al presidente del club. Desde ese momento adquirió así el club una denominación que mantiene en la actualidad, Real Madrid Foot-Ball Club, y por tal el derecho a portar la corona real en su escudo.

El precio de esta espectacular camiseta de Sergio Ramos que estás viendo es de 100 euros, la puedes comprar en la web del Real Madrid, en las tiendas oficiales del club y en otras de deportes, además como El Corte Inglés. Puedes ver todas las camisetas y botas que ha utilizado este futbolista en los últimos años visitando la sección Sergio Ramos o utiliza el buscador de la web.