Mendilibar

Qué difícil encaje de piezas tiene por delante Eduardo Berizzo.

Creo que más que combinar nombres, va a tener que dotar de una estructura más sólida y reconocible al Sevilla para que, luego, los jugadores se sumen a la causa y, posteriormente, se vayan produciendo las sociedades que todo conjunto necesita. Pero en este caso la gallina no será antes que el huevo.
A mi no me parece tan dificil el apartado sevillista. De hecho el equipo se parece bastante a lo que tenia con Emery en lo que a perfiles se refiere. Es decir, Banega con Emery partia desde la mediapunta y venia a la base de la jugada, no sería extraño el Pizarro-Nzonzi + Banega por delante como punto de partida. Para las bandas tiene jugadores con perfiles de roles muy exteriores (Navas-Nolito) y otros mas interiores (Sarabia – Mudo Vazquez – Ganso). Incluso Yedder-Muriel puede ser lo que fue aquel Bacca-Gameiro, salvando las distancias. Aunque yo el movimiento que llevo esperando un tiempo por parte del Sevilla es meter a Sarabia en el doble pivote, espero que le den la oportunidad pronto.
Creo que muchos queremos ver un N’Zonzi – Sarabia – Banega de mediocampo ^^
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Desafortunadamente, parece que Berizzo no se va a ir por ahí. A mí se me hace difícil estar de acuerdo con él en que el N’Zonzi – Pizarro no le resta al Sevilla en ataque, porque deja al Sevilla con dos mediocampistas siempre detrás del balón y menos líneas de pase para ellos.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Pero bueno, habiendo visto el partido contra el Leganés, me parece que sí se puede ir construyendo algo bueno y competitivo con el N’Zonzi – Pizarro, Banega de mediapunta, y como decía Quintana en Directo Ecos, con Correa y Sarabia de extremos por dentro para tener mayor continuidad en la zona de mediapunta. Ya está siendo hora de que el Sevilla tenga un once titular con continuidad.
José Luis Mendilibar: “Hemos entrado al vestuario pensando qué es lo que podemos hacer: si cambiar gente, si cambiar de sistema… Pero hemos seguido igual porque creíamos que el equipo estaba haciendo un buen fútbol y que estábamos jugando bien. No era fácil de asimilar lo que habíamos visto en el primer tiempo, pero lo único que teníamos que hacer era estar más tranquilos y tapar mejor las espaldas. Luego, con el tiempo, ya veríamos cómo reaccionar con los cambios”.
El Sevilla viene teniendo muchos problemas de estabilidad, tanto ofensiva como sobre todo defensivamente. Sin que ninguna de sus piezas del centro del campo estén dando el nivel que se espera de ellas, mas si cabe en el caso de Steven N’Zonzi y Ever Banega, todas las pruebas que ha ido realizando Eduardo Berizzo han ido dejando a deber. La fórmula de los tres centrocampistas no ha funcionado, Banega en la base no ha tenido mucha continuidad, el doble pivote conformado por Guido Pizarro y N’Zonziha dado la sensación de ser excesivamente redundante… En el partido ante el Leganés, es cierto, esta fórmula contribuyó a dotar de estabilidad al sistema defensivo del equipo, que venía sufriendo por la multitud de 1vs1 que concede en zonas peligrosas, pero no fue hasta la entrada de Banega, que jugó por delante, cuando el Sevilla logró también transmitir peligro. El puzzle, por el momento, sigue sin resolverse.