La ventaja perdida de Isco y Ceballos

A muy corto plazo, uno de los sentidos más prácticos de la llegada de Dani Ceballos al Santiago Bernabéu era el de ganar una pieza que el Real Madrid había perdido con el ascenso de rango de Isco Alarcón. Para Carlo Ancelotti o Zinedine Zidane, tener al malagueño en el banco venía a suponer una ventaja futbolística y competitiva que ningún otro equipo en el planeta podía igualar. No era ya el simple hecho de dar entrada a uno de los mejores centrocampistas del mundo cuando en el partido ya comenzaba a pesar el desgaste, sino que, sobre todo, era introducir a un futbolista que tardaba en hacerse con el partido lo que tardaban en pasarle el primer balón.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
En su día contaba Javier Aguirre como uno de sus maestros le había explicado que no siempre había que alinear a los once mejores, pues gran parte de los partidos se pueden ganar -o perder- a partir de la dirección de campo. Sea como fuere, no hay más ventaja posible para un entrenador que contar con un futbolista como Isco todos los minutos que su físico soporte. Zinedine Zidane lo entendió así, cambió directamente su sistema para adaptarse a su talento y el malagueño respondió de la mejor de las maneras posibles. El caso es que, de esta manera, el conjunto merengue ha perdido irremediablemente dos ventajas que tenía durante este tiempo. La primera es el ya comentado cambio de Isco. La segunda, que en el fondo es la misma pero en la forma no lo es, es contar con el propio Isco en los últimos minutos de los partidos -donde tenía un impacto incluso superior-, pues normalmente es cambiado por pura fatiga.
Isco nunca ha sido un jugador con mucho motor. En el Málaga, de hecho, solía ser un cambio habitual para Pellegrini. Pero es que además el 4-3-1-2 es muy exigente para él por la libertad absoluta que le ofrece. Él siempre quiere estar cerca del juego, este sistema se lo permite en todas circunstancias y, como consecuencia, abarca una cantidad de espacio que le lleva a ser uno de los primeros cambios. Y para el Real Madrid esto es un problema. Se comprobó ante Valencia o Betis. Desde su salida, el Real Madrid comenzó a atacar peor. Perdió sistema, perdió dominio e incluso perdió puntos.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Hay un dato que dice mucho de cómo la presencia de Isco cambia al Real Madrid: la temporada pasada el conjunto blanco promedió 55 pases más en el centro del campo (275->330) cuando Isco estaba sobre el césped. Es decir, que ya no es cuestión de jugar mejor o peor, sino de que se juega diferente, que es lo que pasó ante el Valencia (cuando entró Kovacic) o ante el Betis (cuandó entró Asensio). Por esto la figura de Dani Ceballos, un futbolista que a menor escala tiene un impacto parecido sobre sus equipos, pueda tener una importancia estratégica en la temporada de Zidane.
Dani Ceballos es el más preparado para relevarle.